Técnicas de cocción: Cocina al Vapor

Que cocinar al vapor es una forma muy saludable de hacerlo es algo que nadie duda pero, sabemos cómo sacarle todo el partido a esta técnica de cocción, desde el punto de vista de cuáles son las ventajas, qué tipo de alimentos se pueden cocinar y cuáles son los mejores utensilios para cocinar de esta manera.

Cocinar al vapor consiste en aprovechar el vapor que desprende el agua en ebullición para cocinar alimentos sin que éstos toquen el agua, lo que mantiene sus propiedades nutricionales intactas. Y, en ese sentido, cocinar al vapor aporta múltiples ventajas:

  • Se cocina sin añadir ningún tipo de grasa, por lo que, aparte de ser una cocina muy saludable es idónea para dietas de adelgazamiento o de control de peso.
  • Se puede aprovechar el vapor para cocinar varios platos a la vez sin que se mezclen los sabores puesto que solo se utiliza agua.
  • El hecho de que los alimentos no toquen el agua evita que su sabor y sus nutrientes se diluyan en la misma y en consecuencia los colores de las verduras se mantienen vivos, lo que hace su presentación en los platos más vistosa.

Es un método sencillo de cocinar ya que no requiere ninguna técnica especial pero, aún así, os dejamos algunos consejos para los que os iniciáis en esta técnica:

Las carnes que mejor quedan al vapor son aquellas con poca grasa, pues quedan realmente jugosas. Y quedan aún mejor si se marinan antes de cocinarlas para que las piezas cojan sabor.

Las verduras pueden condimentarse con especias antes de cocinarlas, pero conviene dejar la sal para el final, ya que si la echamos al principio soltarán más agua.

El pescado queda estupendo si se cocina envuelto en papel de horno, como cuando lo hacemos en el horno en papillote. El resultado será magnífico y será más fácil de manipularlo sin que se nos rompa. También podemos utilizar el papel de horno para separar los alimentos que puedan dejar algún jugo o bien, para facilitar la posterior limpieza de los utensilios que usemos. Para ello, es aconsejable mojar el papel de horno y escurrirlo o bien, hecer algunos agujeros para que el vapor circule.

La cantidad de agua necesaria no es una ciencia exacta, pero es bastante generalizada la opción de 500ml para 10 minutos de cocción. Hay que tener en cuenta que no debe vaporizarse por completo antes de acabar la cocción pero tampoco hay que dejar que el agua toque los alimentos.

El agua puede aromatizarse con especias o hierbas aromáticas frescas. Incluso podemos añadir vino, que a algunos pescados y mariscos, como por ejemplo, los mejillones les va fenomenal.

El tiempo de cocción depende del tipo de alimento y del tamaño del corte, que se recomienda sea uniforme para una cocción igual para cada pieza. En el caso de un filete de pescado, puede estar listo entre 8-10 minutos, un pescado entero de ración tipo lubina o dorada necesitará de unos 15-20 minutos, unas patatas y unas zanahorias cortadas en dados pequeños como para ensaladilla pueden necesitar entre 15 y 20 minutos, los panecillos asiáticos al vapor que ahora están tan de moda pueden necesitar entre 5 y 20 minutos dependiendo del tamaño. También puedes cocer huevos y en función del resultado deseado, será  más tiempo (cocido: 20-30min) o poché (recomendamos de 3 a 8 minutos). Una forma fácil de hacer el poché es envolverlo en papel film y cerrarlo como haciendo un hatillo.

En nuestras tiendas podréis encontrar el utensilio que se ajuste más a vuestras necesidades desde las ollas vaporeras y vaporeras adaptables a ollas que ya tengáis, tanto en acero como en silicona, vaporeras de bambú,  vaporeras eléctricas y vaporeras para cocinar en horno o microondas. Todas ellas cumplen la misma función pero adaptadas a las necesidades de cada cliente:

  • Ollas vaporeras: Conjuntos que incluyen las piezas necesarias, una olla o cazuela y la vaporera ajustable.
  • Vaporeras adaptables: Son vaporeras que sirven para distintas marcas de ollas e incluso para distintos tamaños, pueden ser de distintos materiales como metal o silicona. Hay una amplia gama de precios para ajustarse a todos los bolsillos. También pueden ser apilables permitiendo cocinar a varios niveles varios alimentos a la vez.
  • Vaporeras de bambú: Son la mejor opción para cocinar panes y aperitivos asiáticos, ya que la madera absorbe parte de la humedad durante la cocción y evita que esta caiga condensada en forma de líquido sobre la comida.
  • Vaporeras eléctricas: Es el mismo concepto de vaporeras apilables pero con todas las comodidades, como el aviso acústico si la base se queda sin agua o programas predefinidos para cocinar cada tipo de alimento. Algunas incluyen accesorios específicos para cocinar determinado tipo de alimentos como huevos o arroz..
  • Vaporeras para cocinar en horno o microondas: Son de silicona, aptas para horno convencional al resistir temperaturas de hasta 200ºC, y pueden venir en diferentes tamaños. Acostumbran a incluir una rejilla.
  • No dudéis en pasar por nuestras tiendas para informaros de nuestra oferta en utensilios para cocinar al vapor!

No se admiten más comentarios